Instituto Escadia

7 principios que no debes olvidar al redactar tu Protocolo de Seguridad

Instituto Escadia 24 / Junio / 2020

Un Protocolo de Seguridad es fundamental para enfrentar la contingencia sanitaria de manera efectiva. La nueva normalidad nos invita a reevaluar las prioridades en los centros de trabajo, poniendo a la salud de los colaboradores como eje central en todas las organizaciones.

Antes de empezar a redactar tu Protocolo de Seguridad es necesario que tomes en cuenta los siete principios rectores que nos presenta la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) junto con la Secretaría de Salud (SSA). Esto te ayudará a no dejar de lado ningún aspecto y garantizar la salud de tus colaboradores.

  1. Participación:

Es fundamental que tanto patrones como empleadores participen de manera activa en la implementación y cumplimiento del Protocolo de Seguridad de la organización. La situación exige, sin excepciones,  la cooperación de todos los niveles de trabajo para garantizar la salud.

  1. Transparencia:

Es importante no minimizar ni exagerar la información en torno a la contingencia sanitaria. La organización debe manejar la información tanto externa como interna de manera confiable y oportuna. Todos los miembros de la organización deben de tener acceso a información actualizada.

  1. Respeto:

A los derechos de los trabajadores, a las relaciones dentro de la jornada laboral y fuera de la misma. A lo largo de la contingencia se ha hablado de grupos vulnerables, de buenas prácticas y sana distancia. Es fundamental que dentro de la organización se viva un ambiente de igualdad y empatía para garantizar el bienestar en el trabajo.

  1. No discriminación:

Tanto a los trabajadores contagiados como a los que no. De la mano de un buen manejo de información surge la no discriminación.

  1. Comunicación y cooperación:

En la implementación del Protocolo de Seguridad y en todo lo relacionado a la contingencia sanitaria. Tanto patrones como trabajadores deben trabajar unidos para salvaguardar la salud.

  1. Continuidad:

La información cambian día con día y los protocolos de seguridad no están exentos. Es necesario dar continuidad a los procesos establecidos y ajustar los detalles en los puntos que sean necesarios

  1. Comprensión:

Se debe tener en cuenta que estamos viviendo una situación extraordinaria que puede afectar tanto al ritmo de trabajo como los resultados. Un buen Protocolo de Seguridad deberá ser empático ante las situaciones externas que afectan al desempeño de la empresa.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) junto con la Secretaría de Salud (SSA) redactan la Guía de Acción para los Centros de Trabajo Ante el Covid-19. Exhortamos a todos los empleadores a revisar periódicamente los sitios oficiales del Gobierno de México para contar con información actualizada en todo momento.

Y tú, ¿tomaste estos principios al redactar tu Protocolo de Seguridad? Cuéntanos tu experiencia, te leemos atentos.